Compartir

1.- Nuestra reacción se debe comprender por el incumplimiento  por parte del ministerio de salud, en dar cumplimiento en el cronograma acordado y establecido para lograr avances reales y concretos para la materialización del centro oncológico.

2.- Reiterar a las autoridades regionales y nacionales que esta lucha de 12 años por contar con un centro oncológico, no es un capricho, ni menos un deseo de mentes afiebradas, si no que las estadísticas nos muestran que solo entre los años 2010 y 2014 han muerto 954 iquiqueños por diversos tipos de cáncer y que desde el año 2014 a la actualidad hay muchos iquiqueños más que en vez de recibir un tratamiento a su padecimiento, solo han recibido la muerte. Ante la indiferencia y pasividades de la autoridad y del Estado.

3.- Que la región de Tarapacá, no solo en las últimas décadas, si no que históricamente ha aportado los más  grandes recursos financieros al Estado de Chile, recibiendo de vuelta solo cantidades paupérrimas en Obras de gran envergadura.

4.- Que cansados de la indiferencia de las autoridades regionales y nacionales del Estado, es que estamos en esta Huelga de Hambre, que hemos iniciado, por ahora cuatro personas, en busca de una reacción de la autoridad, pero que así no fuese, seremos más y más los Iquiqueños que se plegaran a nuestro movimiento humanista, pensando en la salud de nuestros coterráneos.

5.- Agradecemos ala Iglesia y a Monseñor, por su comprensión ante nuestra actitud y permitirnos que llevemos la voz de los más pobre, los mas necesitados, los más vulnerables a todos los rincones de Chile, para que sepan que son 12 años de lucha por contar con un centro oncológico, y que la respuesta de la autoridad y del Estado es: No se escucha Padre.

Gracias