Compartir

Luego del arribo del avión para auxilio de incendios forestales a la loza de la Base de la Fuerza Aérea en Pudahuel, a las 06:20 de la mañana, el representante del SuperTanker,Dieter Linneberg, se reunió con el personal de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), con el fin de comenzar a coordinar las pruebas del Boing 747.

El representante señaló a través de los medios que: “Esto no es una herramienta que pueda ser sustituto del resto de las cosas, no es una varita mágica que va a apagar incendios solo, sino que es complementario a todos los elementos que están”, aseguró Linneberg

Dieter, explicó que este trabajo debe ser en conjunto con el trabajo en terreno y el apoyo de los helicópteros y aviones pequeños. Con esto queda claro que el avión no puede hacer todo el trabajo solo, pero si representa una gran ayuda para la emergencia que vive el sector centro y sur del país.

Por otra parte la chilena filántropa, Lucy Ana Avilés, quien gestionó el traslado del avión, escribió a través de sus redes sociales, lo esperanzada que se encuentra con la ayuda que pueda entregar el SuperTanker, a las zonas afectadas.

«Ojalá todo salga bien por el bien de nuestro Chile y de su gente. Queda dispuesto el Global SuperTanker a las autoridades que deberán dar las órdenes para trabajar junto a todos los que están combatiendo el fuego!». Escribió Lucy en Facebook.